hms rodney

Boat Safe es un sitio apoyado por la comunidad. Podemos ganar comisiones de los enlaces en esta página, pero confiamos en todos los productos recomendados.

Una de las características más llamativas y distintivas de un barco antiguo es el mascarón de proa del barco. Una figura tallada que se muestra de manera destacada en la proa, estas exhibiciones decorativas son icónicas. Sus orígenes se remontan más atrás de lo que uno podría pensar. Y su significado y propósito es multifacético. Estos mascarones de proa eran simbólicos, de ahí el nombre. Pero también se dice que traen poder y suerte en la batalla y evitan el peligro. Podían intimidar al enemigo o proteger a la tripulación, según las creencias de los constructores navales de la época. También sirvieron como identificación rápida. Cuando un barco estaba en el puerto con docenas o cientos de otros, la tripulación podía identificar fácilmente su barco por el mascarón de proa.

Los verdaderos mascarones de proa a gran escala aparecieron en la historia solo en la Edad Media. Esto habría sido en algún momento del siglo XVI. Durante este tiempo, surgió la construcción de grandes galeones marítimos. Estos enormes barcos podían soportar el peso de grandes y elaborados mascarones de proa. La inspiración, sin embargo, data de antes.

¿Cómo se hicieron los mascarones de proa?

wood tools

Los mascarones de proa antiguos eran decoraciones de madera tallada para barcos. El olmo y el roble solían ser las maderas preferidas. Estas son maderas duras y densas que pueden soportar bien la vida en el mar. Es por eso que todavía buscas roble hoy si quieres buenos muebles. Por otro lado, también eran pesados. Pero los barcos en los que estaban montados eran barcos grandes y voluminosos que podían manejarlo.

Más tarde, a medida que cambiaron el diseño y la construcción de los barcos, también lo hicieron los mascarones de proa. Las maderas alternativas se hicieron cada vez más populares. Esto se hizo para que los mascarones de proa fueran cada vez más fáciles de manejar. El pino amarillo se convirtió en una de las opciones más populares en años posteriores. La madera es fácil de tallar y no es tan pesada como el roble. También se las arregla para soportar bastante bien la vida en el mar. Esta tenía que ser una de las principales preocupaciones de todo testaferro. Si la madera se pudre, no sirve de mucho a nadie.

Estos mascarones de proa pueden haber sido tallados en piezas individuales de madera. A veces fueron tallados en varias partes unidas entre sí. Un artesano los tallaría usando algunas herramientas manuales muy básicas. Martillos, cinceles, sierras y cepillos era todo lo que estaba disponible en ese momento. Esto significaba que un mascarón de proa extremadamente ornamentado podía tardar meses en producirse. En el estado más extravagante, estos habrían costado varios cientos de libras esterlinas. Según las tasas de inflación, estos podrían haber costado decenas de miles de dólares en dinero de hoy.

Los mascarones de proa a menudo se pintaban. Algunos han sido decorados por realismo. Se harían para parecerse a la cosa real que representaban. Esto se aplicaba a personas o animales. Algunos quedarían desnudos como la veta de la madera. También existía la tradición de pintarlos de blanco puro. Una vez hecho esto, los mascarones de proa se asemejarían a estatuas de mármol. No se sabe si esto fue hecho por los romanos o simplemente para imitar las estatuas de estilo romano.

Viejos barcos de vela

chinese figurehead

Frente a mascarones de proa totalmente tallados, otros marineros utilizaron imágenes pintadas. ¿Alguna vez has visto una película en la que un antiguo ejército griego viaja por mar? Es posible que haya notado que los barcos tenían grandes ojos pintados cerca de la proa. Estos simbolizarían una visión aguda. Otras culturas de todo el mundo, incluidos los chinos y los egipcios, hicieron cosas similares. Se pueden encontrar ojos, pájaros y leones dependiendo de la cultura. Es posible que encuentre barcos vikingos que representen dragones. Tenían mascarones de proa con ojos de escarabajo para facilitar la navegación y disuadir a los malos espíritus. Estos fueron considerados mágicos. Ambos podían evitar el mal y proteger a la tripulación de los peligros en el mar. En algunas culturas, se creía que los espíritus habitaban estos mascarones de proa. Si un barco sufriera un desastre en el mar, se necesitaría el espíritu en el mascarón de proa. Serían capaces de guiar a los espíritus de los marineros muertos al más allá y evitar que se pierdan para siempre.

La evidencia de estos primeros mascarones de proa se puede encontrar desde hace 3000 años. Así que la tradición es una con mucha historia y significado. Ya sea como objetos de significado mágico o religioso, fueron apreciados por las primeras tripulaciones.

El auge de los barcos navales

El Imperio Romano era poderoso y vasto. Como tal, llevaron el diseño de barcos al siguiente nivel. Los romanos adoptaron figuras completamente talladas para las proas de los barcos de guerra, en lugar de solo ojos o rostros. Para los romanos, cosas como los centuriones podían usarse para mostrar fuerza y ​​poder.

Con el tiempo, los mascarones de proa navales se volvieron más diversos. Obviamente, cualquier tripulación querría sobresalir entre la multitud. Si se sabía que un barco era rápido, su mascarón de proa podría reflejar eso. Un cisne podría usarse para mostrar gracia y agilidad. Si fuera un barco de guerra, entonces un león o un dragón podrían mostrar poder y fuerza.

Algunos mascarones de proa fueron tallados para representar la nobleza. Un rey podía viajar en un barco mostrando su propia imagen en forma de mascarón de proa. Y, por supuesto, la imagen de dioses como Poseidón podría verse como una bendición para la seguridad de la tripulación.

También se utilizó iconografía religiosa. Especialmente los barcos españoles amaban estos mascarones de proa. Los santos podrían estar representados en la proa de sus barcos. Además, podría haber miembros de la Sagrada Familia. Estos no solo reflejarían las creencias de la tripulación, sino que también se utilizarían como protección. Cualquier tripulación que navegue con un Santo en la proa sentiría algo de comodidad y protección en mares agitados.

El desarrollo del mascarón de proa de un barco.

figurehead2

Un diseño alternativo para los mascarones de proa también dio lugar a un nombre alternativo. Es posible que haya oído hablar de ellos como Maidenheads. Las imágenes de una mujer en la proa del barco son bastante populares y, a menudo, las mujeres se representan con cabello largo y suelto. Pueden estar muy escasamente vestidos o, a veces, completamente desnudos.

Obviamente, una mujer desnuda no es una imagen temible para intimidar al enemigo. Y en la vida real, muchos barcos han prohibido que mujeres reales incluso suban a bordo. Históricamente, las mujeres han sido consideradas muy infelices. Pero la mujer como figura decorativa se consideró ventajosa. Si los dioses vieran a una mujer hermosa, podrían tener piedad del barco y la tripulación. También podría calmar el mar y el viento, proporcionando un viaje suave y seguro. Al menos ese era el pensamiento.

La decadencia del mascarón de proa

En la década de 1700, el poder naval era una parte integral de la guerra en todo el mundo. La Marina británica estaba en su apogeo y las cosas estaban estrictamente reguladas. En este punto de la historia, los testaferros comenzaron a declinar. La Royal Navy redujo los acentos decorativos en sus barcos. Lo último que querían eran barcos que se destacaran entre la multitud y se vieran únicos y extraños. Solo piensa en cómo funciona el ejército. ¿Se les permite a los soldados usar su propia ropa? Era parte del proceso hacer que las vasijas parecieran iguales.

Los barcos de bajo rango tenían estrictamente prohibido tener adornos. El esfuerzo, el tiempo y el esfuerzo no valió la pena. Los barcos de mayor rango podrían recibir permisos especiales. Imagina algo como un almirante o un general de nuevo. Llevan medallas e insignias de rango que los distinguen. Asimismo, ciertos barcos podían adornarse para indicar cierto prestigio.

El regreso del mascarón de proa

figurehead3

Sorprendentemente, el mascarón de proa hizo una reaparición. Las maquinillas se inventaron en el siglo XIX. Estos barcos eran largos, estrechos, elegantes y rápidos. El diseño permitió una notable cantidad de espacio en la proa para la decoración. Los mascarones de proa de cuerpo entero se convirtieron en una opción y muchos eran extremadamente intrincados y hermosos.

figuras de barcos hoy

El hecho es que hoy no encontrará un barco de pesca o incluso un yate con un mascarón de proa. Por supuesto, eso no significa que no puedas encargar uno. Pero generalmente se consideran innecesarios e incluso peligrosos. Un mascarón de proa de calidad habría sido tallado en una sola pieza de madera. Un árbol grande y robusto tuvo que ser talado para este propósito. El resultado final fue una obra de arte que podía pesar hasta cuatro toneladas. Imagina tratar de equilibrar tu barco con él en la proa.

Incluso los mascarones de proa más pequeños y delicados podrían alcanzar alrededor de 300 libras. No tan grande, pero todavía grueso. Todavía equilibraría el bote. Sin mencionar la búsqueda de formas de asegurarlo adecuadamente.

A medida que cambiaron los métodos de construcción, también lo hicieron los mascarones de proa. Los materiales se volvieron más livianos, fuertes y duraderos, los mascarones de proa se volvieron menos populares. Además, los tiempos están cambiando. Las supersticiones de antaño se han quedado en gran parte en el camino. Todavía puedes encontrar una serie de supersticiones náuticas. Pero pocos de ellos enfrentan tales problemas prácticos.

Todavía hoy ponemos nombre a los barcos, otra tradición que se remonta a muchos años. Pero si queremos estar seguros en el mar, confiamos en la tecnología y la preparación para ayudarnos. Queda poco espacio para decoraciones masivas.

Una nota sobre los nombres

Viste que estos fueron denotados con diferentes ortografías. Algunos eligen testaferros mientras que otros eligen testaferros. Entonces, ¿es una palabra o dos? En el uso moderno, mascarón de proa es una palabra. Así es como lo usamos para describir a alguien que solo puede tener una posición ceremonial. Este uso proviene de la misma fuente. El mascarón de proa de un barco era la cara de un barco. En términos náuticos, a menudo se divide en dos palabras. Así que el mascarón de proa es tan válido como el mascarón de proa. Si quieres usar la definición moderna, apégate a una palabra.

El resultado final

Hoy en día, los mascarones de proa se pueden ver en museos navales y en línea. Los barcos de la Marina Mercante y otros barcos ingleses sobreviven. Puedes buscar en Google cosas como la Colección Long John Silver entregada a Cutty Sark. Visite los Museos Reales de Greenwich y la Galería Sammy Ofer. Aquí puedes hacerte una buena idea de cómo se veía un mascarón de proa tallado en un acorazado británico.

Los mascarones de proa fascinan como parte de la historia marítima. Como arte, son bastante hermosos. Lo más probable es que, por razones prácticas, nunca veamos un resurgimiento de ellos. Pero no dejes que eso te impida decorar tu recipiente de la manera que mejor te parezca.

Avatar of admin

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.